Endeudarse no sale gratis

En el fondo, la economía es bastante sencilla de entender. El problema es que los economistas la complicamos. Y, si no me equivoco, a lo largo de los próximos años vamos a tener ocasión de comprobar que sencillas son las cuestiones económicas.