Rentabilidad desde inicio

Diapositiva1
Diapositiva6

(*) Rentabilidad obtenida en el periodo comprendido entre 8/07/19 y 31/01/24.

El cálculo lo hacemos con las comisiones más altas que pueden aplicar las entidades financieras a los inversores, las de las participaciones para inversores minoristas. Esto perjudica comparativamente nuestras recomendaciones, puesto que si utilizáramos las llamadas “clases limpias”, los resultados serían mejores. Aproximadamente un 1 % mejores de media, pero nos ponemos en el lugar de los clientes que pagan más comisiones, no en el de los que pagan menos.

Para la composición del gráfico de rentabilidad hemos seleccionado nuestra cartera muy agresiva, al ser la que puede estar totalmente invertida en renta variable (y por lo tanto se puede comparar con índices bursátiles), la equilibrada, que al ser una mezcla equilibrada de renta fija y variable, es representativa de nuestras recomendaciones en ambos activos y la conservadora al estar invertir en renta fija en su mayoría.

En cuanto a los índices, entendemos que la referencia lógica del inversor europeo / español son el Eurostoxx 50 y el IBEX 35. Y, en bonos (renta fija), el Bloomberg – Barclays Euro Aggregate Bond Index.

OBJETIVOS Y RESULTADOS

 

En los mercados hay que ser realista. Crear expectativas irreales como fórmula de venta solo crea frustración. Pero también hay que ser ambiciosos, en el sentido positivo de la palabra, es decir, tener y conseguir metas.

Nuestro objetivo es hacerlo mejor que la media tanto cuando los mercados se mueven en un entorno positivo como cuando lo hacen en un entorno negativo. En otras palabras, ganar cuando suben los mercados, pero controlando los riesgos para proteger las carteras de nuestros clientes cuando caen. Y hacerlo mejor que la mayoría de nuestra competencia. Es un objetivo ambicioso a la par que realista pero, según se refleja en el gráfico, lo estamos logrando, tanto en los momentos alcistas como en bajistas.

objetivo de rentabilidad en Nextep Finance

Aunque nuestro equipo tiene muchos años de experiencia, la andadura de Nextep se inicia en julio de 2019 y, como puede verse en los gráficos, hasta el momento hemos conseguido el objetivo mencionado anteriormente.

La línea verde representa la evolución de la cartera asesorada más agresiva y comparamos su evolución índice europeo de renta variable Eurostoxx 50 (línea gris discontinua) y el IBEX 35 (línea rosa discontinua), que son los índices de referencia “naturales” del inversor europeo y, más concretamente, del español.

La cartera muy agresiva porque es la que mejor muestra nuestra capacidad de asesoramiento en relación con la renta variable, ya que puede llegar a tener un 100 % en ese tipo de fondos.

Esto no significa que no podamos recomendar otros países, y de hecho lo hacemos con frecuencia, sino que los índices a batir son el europeo y el español. Y, como puede verse, lo hemos mejor cuando las bolsas subían y también cuando bajaron.

La línea morada representa nuestra cartera equilibrada, que puede moverse entre un 60% y un 30% en cuanto al peso de la renta variable (el resto en renta fija o fondos monetarios). Su objetivo es por lo tanto batir a una mezcla al 50 % del Eurostoxx 50 / Ibex 35 y el índice Bloomberg Euro Aggregate de bonos europeos.

También se ha conseguido. De hecho, casi iguala la rentabilidad del Eurostoxx 50, pero asumiendo un riesgo mucho menor, puesto que nuestra cartera recomendada para un perfil equilibrado no puede tener más de un 70 % en renta variable y aún así supera claramente al IBEX, asumiendo una volatilidad mucho menor.

En todo lo anterior hay que tener en cuenta que los índices no llevan comisiones de gestión, mientras que los fondos sí. Además, para ser especialmente realistas, para el cálculo de la rentabilidad de los fondos recomendados utilizamos como referencia los que tienen las comisiones más caras (las que se ofrecen a los inversores particulares en la mayoría de los bancos). Pese a que hoy en día un inversor particular puede utilizar las llamadas “clases limpias” que vienen a ser un 40 % más baratas que las normales (y nuestro servicio incluye indicar donde se pueden comprar fondos que incluyan clases limpias).

De media de las comisiones de gestión detraen más del 1 % del resultado bruto obtenido por el fondo.

En cuanto la cartera moderada, la idea es que bata de forma clara a lo que hagan la renta fija (índice Bloomberg agregado de bonos europeos, línea blanca discontinua) , los fondos monetarios y las letras del tesoro. Todos ellos han sido superados por goleada, pese a la reciente recuperación de la renta fija.

La cartera conservadora pretende hacerlo mejor que los fondos monetarios y los depósitos bancarios de entidades de alta solvencia, cosa que también se ha conseguido.

 

HISTORIA

 

Nada más iniciar nuestra andadura nos topamos con la pandemia del COVID. Conseguimos controlar el daño y recuperarnos luego aplicando el razonamiento de cuáles serían los activos, sectores y países menos perjudicados – o incluso beneficiados – por el confinamiento. Y por la inyección de liquidez de los bancos centrales para hacer frente a sus efectos económicos. Básicamente la tecnología y la renta fija de medio y largo plazo.

Luego, pese a momentos de fuerte volatilidad, en los que mantuvimos el rumbo, el mercado ha tenido básicamente una evolución alcista. Conseguimos superar a nuestro índice de referencia dándole mayor peso a EEUU. y afinando nuestras apuestas sectoriales.

Así llegamos a 2022, el peor año que han tenido los mercados financieros desde 1926. Y hacemos esta afirmación porque nunca habían caído tanto los bonos (renta fija) y que encima coincidiera con una importante caída de las bolsas.
Afortunadamente vimos venir la subida de la inflación y el consecuente aumento de los tipos de interés y establecimos una estrategia que llamamos “La Gran Rotación”, para rotar hacia los activos y sectores que mejor pudieran hacerlo en ese entorno.

Esto supuso, por ejemplo, la eliminación del sector tecnológico y su sustitución por el sector industrial, bancario y energético, entre otros cambios radicales que realizamos en las carteras. También le dimos más peso a los fondos de gestión activa en detrimento de los fondos indexados, puesto que los fondos de gestión activa suelen ser más de estilo de gestión “de valor” y suelen pescar bien en río revuelto.

El cambio más importante fue eliminar totalmente la renta fija de medio y largo plazo en las carteras con lo que nuestros clientes se ahorraron la fuerte caída que tuvieron los bonos. Incluso recomendamos fondos y ETF que apostaban contra el valor de los bonos.

Lo que no vimos venir fue que Rusia diera el paso de invadir Ucrania, pero cuando se recuperó el mercado – ante la posibilidad de una negociación -, recomendamos reducir drásticamente el peso de la renta variable en cartera, lo que nos ha permitido seguir por encima del índice de referencia en renta variable, pese a que Europa es la que mejor se ha recuperado de la caída de 2022.

Al inicio del año 2023 nos dimos cuenta de que la situación iba a ser muy distinta a 2022. La inflación bajaría en lugar de subir y eso cambiaría la dirección del mercado. Además, nos percatamos de que analistas e inversores se iban a ir dando cuenta de la importancia que iba a tener la inteligencia artificial generativa en la economía del futuro. Ya habíamos dicho que sería la cuarta fase de la revolución digital (la primera fue Silicon Valley, la segunda Internet y la tercera los «smartphones»). Así que iniciamos el año incrementando el peso de la renta variable en cartera y dándole un peso importante a la tecnología.

Desgraciadamente a partir del mes de agosto las cosas se complicaron. El temor a que la inflación repuntara hizo que subiera el tipo de interés de los bonos (cuyo precio se mueve de forma inversamente proporcional) , sobre todos los de largo plazo, lo cual hace daño también a las bolsas.

Afortunadamente mantuvimos nuestra posición. Una cosa es temor y otra realidad y la realidad era que la inflación seguía bajando, por mucho que se asustara el mercado. Y encima a final de año se materializó nuestra otra hipótesis: el efecto FOMO (Fear Of Missing Out) o “miedo a quedarse fuera … de la subida bursátil y de los bonos. Y hemos aprovechado ambas cosas – bajada de la inflación y entrada de dinero gracias al efecto FOMO -, lo que nos ha permitido seguir superando a los índices de referencia.

 

PODEMOS AYUDARLE

 

Estamos en un momento crucial. Si las bolsas consiguen superar los máximos históricos y consolidarlos podríamos tener un nuevo periodo alcista. En caso contrario las cosas podrían complicarse. Y algo parecido podría decirse de la renta fija. Es el momento de tener muy clara cual puede ser la dirección fundamental que tome el mercado.

Además todos los años se producen cambios en las posiciones de cabeza y estamos a tiempo de detectar cuales podrían ser los ganadores de 2024.

Nada cómo enfocar el año acompañado por los asesores con mayor experiencia de España en el diseño y seguimiento de carteras de fondos de inversión y ETF. Asesores realmente independientes como nosotros, que NO cobramos comisión de los productos recomendados, lo que garantiza la objetividad de nuestras recomendaciones.

Asesores que siempre estarán de su lado.

Desde sólo 60 € al trimestre (190 € al año). Más información en el teléfono 91 350 61 50 o escribiendo a contacto@nextepfinance.com.