Qué es la inflación y cómo afecta a tus inversiones

La inflación es un enemigo silencioso para el dinero de los ahorradores y sus inversiones. Siempre está ahí, pero no siempre se deja sentir con suficiente fuerza como para darse cuenta. Solo en periodos concretos como el actual, en el que la inflación subyacente ha llegado a estar por encima del 6%, se hace realmente palpable para el común de los ahorradores e inversores.

¿Qué es la inflación?

La definición técnica de inflación es la subida continuada del precio de los bienes y servicios de un país o zona geográfica. La inflación se mide como el porcentaje de aumento de precios en un periodo de tiempo concreto, que normalmente se calcula frente al mes anterior y el mismo periodo del ejercicio anterior.

La inflación se conoce también como el aumento del coste de la vida, ya que para calcularla se usa una cesta de bienes y servicios que en teoría refleja el consumo de los hogares del país.

Deflación, lo contrario de la inflación

Frente a la inflación están la deflación y la desinflación, que pueden parecer lo mismo, pero son dos fenómenos distintos.

La diferencia entre deflación y desinflación es que la primera es una caída de la inflación al terreno negativo. Es decir, los precios caen de forma generalizada y sostenida. Como resultado la inflación o el dato de IPC son negativos.

Mientras, la desinflación supone una reducción de precios respecto a su nivel anterior. Es decir, que los precios siguen subiendo (no bajan) pero a un ritmo menor al periodo anterior con el que se comparan. Es muy habitual que en periodos de inflación, haya pequeños tramos de desinflación porque durante unos meses la inflación es menor, pero sigue existiendo.

Cómo se calcula la inflación

Quizás la mejor forma de entender qué es la inflación y cómo funciona es saber cómo se calcula.

La inflación se mide a través de índices. En el caso de España se utiliza el Índice de Precios al Consumo o IPC, que es una cesta de productos divididos en 12 grupos y ponderados según su importancia. Se trata de bienes de consumo y servicios habituales que dejan fuera cualquier inversión.

A partir de ahí, hay tres tipos de IPC y dos tipos de inflación.

  •   IPC general o inflación general, que mide la inflación general y lo calcula cada país según su propia metodología y cesta de productos. Esta inflación es más cíclica.
  •   IPCA o IPC Armonizado, que es como el IPC general, solo que con las mismas reglas y cestas para todos los países de la Unión Europea (UE). Así es como se evitan las diferencias entre países y pequeños amaños    de algunos Gobiernos para blanquear sus datos de inflación.
  •   IPC subyacente o inflación, que es la inflación más constante y representativa. Este índice se calcula también con una cesta de productos que excluye los más volátiles como alimentos no elaborados o energía. Es      decir, que deja fuera las frutas, verduras, la carne, el gas, la electricidad o la gasolina.

¿Es lo mismo inflación que IPC a efectos de medir el coste de la vida? A efectos prácticos, sí, aunque también puede utilizarse el deflactor del PIB (Producto Interior Bruto) como medida alternativa de inflación, dado que mide los cambios en los precios que experimenta el PIB y, por lo tanto, el poder adquisitivo de una economía. Un aumento del deflactor del PIB indica un incremento en los precios de los bienes y servicios producidos en un periodo, es decir, inflación. Si disminuye ocurre lo contrario, es decir, deflación..

Sin embargo, el IPC es la medida más generalizada para calcular el incremento del coste de la vida y actualizar así pensiones, salarios y, hasta hace poco, también alquileres.

Por qué hay inflación

¿Es que los precios tienen que subir eternamente? ¿Por qué se produce la inflación? Hay muchos motivos por los que se genera inflación. Entre los principales están:

  1. El incremento de la demanda. Es lo que pasa cuando todo el mundo quiere comprar una cosa y no hay suficiente para todos. Los precios suben. Esto es algo que puede ocurrir de forma más o menos generalizada cuando se trata de bienes comunes, como verás a continuación.
  2. Inflación por costes, que es lo que estamos viviendo actualmente. Un aumento en el precio de las materias primas o de la energía hace que los costes de producción aumenten y que eso se traslade al precio del producto final, al costar más elaborarlo. Para que lo entiendas mejor, si el precio de la harina sube, también lo hará el del pan, tarde o temprano.
  3. Inflación por aumento de la masa monetaria, que es lo llevamos tiempo sufriendo. Es el resultado de que los bancos centrales y gobiernos inyecten dinero a la economía (impriman más billetes). Como hay más dinero disponible, la demanda de productos aumenta más rápido que la oferta y eso provoca inflación.

La inflación es inherente al actual sistema financiero y a que los gobiernos puedan imprimir dinero sin cortapisas.

Cómo afecta la inflación a la economía

La inflación es tan importante que la única tarea del Banco Central Europeo (BCE) es mantenerla bajo control en torno al 2%.

La inflación hace que los precios aumenten y que el dinero pierda valor. La razón es muy sencilla, como todo es más caro, se pueden comprar menos cosas con el mismo dinero. En resumen, la inflación erosiona el poder adquisitivo.

Un buen ejemplo sería lo que cuesta hoy llenar el depósito del coche y lo que costaba hace cinco años. ¿Podrías llenar el depósito con el mismo dinero que hace 60 meses? Y lo mismo puede aplicarse a cualquier otro producto. Hace un año con dos euros podías comprar un kilo de tomates, hoy no.

Ese es el efecto de la inflación sobre tu dinero. Además, la inflación no tiene un impacto simétrico. Afecta más a quienes tienen rentas más bajas, que tendrán que usar una proporción más alta de sus ingresos para mantener su estilo de vida.

La inflación también impacta en el consumo. Si se prevé que los precios suban, la decisión más lógica sería adelantar compras. Esto hace que la inflación pueda ser positiva al principio, pero también que se puedan crear espirales de elevada inflación como la actual, sobre todo si los salarios suben, lo que vuelve a hacer que se dispare el consumo y, con ello, los precios.

Para combatir estas situaciones los bancos centrales utilizan la política monetaria y los tipos de interés. Si la inflación es alta subirán los tipos para restringir el crédito y el dinero en circulación, lo que reducirá el consumo y la demanda primero, para que bajen los precios después. Por eso mismo ahora los tipos de interés han subido de forma constante.

Cómo impacta la inflación en tus ahorros

La economía real y la financiera están más ligadas de lo que parece. La inflación también afecta a los ahorros e inversiones de una forma similar a lo que ocurría con el poder adquisitivo.

En el caso de los ahorros, hace que el dinero pierda valor si no logra una rentabilidad que compense el alza de los precios y, por lo tanto, resta atractivo a todo lo que sea guardar el dinero. La inflación es el motivo por el que tener el dinero debajo del colchón o en una cuenta corriente sea una pésima idea.

Para entenderlo mejor, imagina que tienes 10.000 euros en una cuenta corriente con una inflación anual del 2%. Al cabo de 12 meses tendrás esos mismos 10.000 euros, pero su valor será menor (un 2% menor) porque podrás adquirir menos cosas con ese mismo dinero.

Ahora imagina que no hablamos de un año sino de 10 años y una inflación constante del 2%. De hecho, en 35 años y una inflación del 2% ese dinero valdría la mitad.

De ahí el dicho de que es necesario poner tu dinero a trabajar para que no se lo coma la inflación.   

Cómo impacta la inflación en la inversión

¿Qué ocurre con las inversiones? La inflación también afecta al capital invertido y lo hace reduciendo la rentabilidad real que se obtiene.

Como en el caso anterior, si el dinero pierde valor, también lo hará el dinero invertido.

A modo de ejemplo, una inversión que arroje una rentabilidad del 6% en un entorno de inflación del 2% dejará una rentabilidad real del 4% (real si no tenemos en cuenta el impacto de los impuestos).

Puede incluso darse el caso de inversiones con una rentabilidad real negativa. Solo tienes que pensar en depósitos que ofrecen un 2% de rentabilidad cuando la inflación subyacente está en torno al 6%. ¿Cuál sería la rentabilidad real de esta inversión? Negativa, del -4%.

Por eso mismo hay fórmulas más adecuadas para construir una cartera de inversión conservadora que supere la inflación.

¿Qué hacer para combatir la inflación?

La única forma de combatir la inflación es rentabilizar tu dinero por encima de ella. Hay otros consejos prácticos como revisar y ajustar tu presupuesto o adelantar compras, pero son parches más que soluciones.

La solución óptima es poner tu dinero a trabajar, invertirlo y buscar una rentabilidad superior al dato de inflación.

¿Dónde invertir tus ahorros? ¿Qué sectores y tipos de activos son más adecuados? La inflación no afecta igual a todas las inversiones ni siempre de la misma forma.

Por ejemplo, la renta fija tenderá a comportarse bien tras un aumento de tipos, ya que ofrecerá una rentabilidad mayor, pero las emisiones anteriores se habrán visto afectadas de forma negativa porque prometen rendimientos menores que los actuales. En renta variable, lo harán mejor los negocios que tienen el poder de establecer precios, es decir, de traspasar el aumento de costes a los clientes sin que caiga la demanda.

En Nextep Finance te podemos ayudar a configurar una cartera de inversión con la que batir a la inflación y conseguir tus objetivos financieros. ¿Hablamos?

Artículos relacionados

Cómo invertir en oro

Cómo invertir en oro Invertir en oro, plata u otros metales preciosos ha sido históricamente una inversión en activos de valor y una forma de protegerse ante los cambios en los mercados financieros. De hecho, el oro tiene un enorme protagonismo en muchas carteras de inversión, como la cartera permanente de Harry Browne. Más allá…

Cuáles son los fondos de inversión más rentables

Cuáles son los fondos de inversión más rentables Rentabilizar tu dinero de acuerdo a tus objetivos y tu perfil como inversor. Ese es el principal objetivo de cualquier inversión del que deriva la pregunta de cuáles son los fondos de inversión más rentables, los mejores fondos en los que invertir tu dinero. Los fondos de…

Cómo invertir en Inteligencia Artificial con éxito

Cómo invertir en Inteligencia Artificial con éxito Comprender cómo funciona la inteligencia artificial es crucial para entender los avances tecnológicos y el papel que la IA puede jugar en su futuro. Solo así será posible aprovechar esa oportunidad como inversor y rentabilizarla. Porque si algo parece claro es que la IA ha venido para quedarse,…

¿Qué son los fondos de inversión?

Qué son los fondos de inversión Los fondos de inversión son una de las soluciones de inversión más versátiles y mejor adaptadas a las necesidades de los inversores particulares. ¿Qué es un fondo de inversión? Un fondo de inversión es una Institución de Inversión Colectiva o IIC, una definición que posiblemente no diga gran cosa…